gingivitis

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es una enfermedad periodontal muy frecuente, ya que se presenta como una leve inflamación e irritación de los tejidos bucales. Esta patología puede afectar la estructura de los dientes e incluso el hueso alveolar.  

Aunque no parezca, esta enfermedad ataca a más del 50% la población adulta en todo el mundo. Es una infección que debe ser tratada con rapidez, ya que sus complicaciones pueden ocasionar pérdidas dentales e incluso daño cerebral. Si quieres saber más sobre este padecimiento, aquí traemos para ti toda la información necesaria.

Síntomas de la gingivitis

Toda patología presenta una variedad de anomalías que pueden afectar la salud a corto o largo plazo. La gingivitis es una enfermedad muy sencilla de detectar, ya que el paciente presenta dolor, enrojecimiento en las encías e incluso sangrados. Estos son los síntomas más comunes de esta dolencia.

Encías sangrando

Es uno de los síntomas más comunes de la gingivitis cuando está en su primera etapa. Aparece sangre en las encías al cepillar los dientes o usar hilo dental. El sangrado es abundante en el caso de enfermedades periodontales más agudas.

Mal aliento

Tener mal aliento es un síntoma que puede presentarse en cualquier enfermedad bucal. Sin embargo, es una señal determinante de una gingivitis temprana. Se presenta cuando hay un mal cepillado de los dientes y quedan restos de comida, que posteriormente se descomponen y causan un mal olor.

Encías irritadas

Las encías toman un aspecto inflamado y rojo. Al cepillarse los dientes, suele presentarse leves molestias en los tejidos blandos de la boca. Además, las encías suelen retraerse y estar rígidas. Esto implica que consumir alimentos duros sea doloroso, ya que hay una exposición severa de las raíces de las piezas dentales.

Causas de la gingivitis

La gingivitis ocurre principalmente por una acumulación de placa y bacterias alrededor de los dientes. En las zonas de difícil acceso se presentan inflamaciones que producen sensibilidad dental. Estas son algunas de las causas más comunes de esta enfermedad.

  • Falta de cepillado de los dientes o uso de hilo dental.
  • Cambios hormonales como la menstruación, menopausia o embarazo.
  • Diabetes e hiperglucemia.
  • Tabaquismo y adicción a estupefacientes.
  • Alcoholismo.
  • Insuficiencia de vitamina C.
  • Enfermedades crónicas como cáncer, alzhéimer y artritis.
  • Utilización de fármacos.
  • Herencia genética.
  • Falta de limpiezas dentales profesionales.

Prevención de la gingivitis

Esta enfermedad se puede evitar principalmente teniendo una buena higiene bucal. Es necesario que haya un cepillado diario mínimo de 2 veces. También se debe usar hilo dental después de cada comida. De esta forma, se eliminan restos de alimentos que pueden causar esta infección bacteriana.

Debe haber un chequeo constante por un profesional. Por eso, te recomendamos visitar un odontólogo cada 6 meses. 

Siempre es aconsejable hacer una limpieza bucal profunda y un análisis que evalúe la salud interna de los dientes, como las radiografías. Así evitarás el avance de enfermedades periodontales agudas. Una alimentación saludable y equilibrada es determinante. Debe existir un control del consumo de azúcar, ya que el exceso de glucosa en la sangre afecta la circulación de las encías.