dientes leche se mueven quitar caen

¿Se deben arrancar los dientes de leche que se mueven?

Cuando tenemos hijos entre los 6 y 12 años de edad, es muy común que escuchemos la exclamación: ¡Tengo un diente flojo! Estas palabras son el indicio de que los pequeños están creciendo. Ha llegado el momento de cambiar sus dientes de leche, por los permanentes. 

Aunque se trata de un proceso natural, despierta múltiples dudas. En las siguientes líneas, explicamos qué son los dientes de leche y cómo lidiar con ellos cuando se mueven. 

¿Qué son los dientes de leche y qué hacer cuando se mueven?

Los dientes primarios, coloquialmente conocidos como dientes de leche, aparecen aproximadamente a los 6 meses de edad. Cumplen la función de guardar el espacio en la mandíbula, para que los dientes definitivos salgan correctamente. 

Es muy importante mantenerlos saludables. Cuando están lesionados o tienen demasiadas caries, los dientes permanentes también pueden infectarse. Las piezas primarias empiezan a caerse, cuando las permanentes erupcionan y destruyen sus raíces. De esta forma, liberan el espacio para que broten sin inconvenientes.

Los dientes de leche se caen siguiendo un orden natural

  • Entre los 5 y 6 años: Caen los incisivos centrales inferiores. 
  • Entre los 7 y los 8 años: Caen los incisivos centrales superiores y los incisivos laterales inferiores y superiores. 
  • 9 años: Caen los colmillos de la arcada inferior. 
  • 10 años: Caen los primeros molares superiores e inferiores.
  • Entre los 11 y los 12 años: Caen los segundos molares superiores e inferiores y los dos colmillos superiores. 

¿Se pueden extraer los dientes primarios cuando se mueven?

Arrancar un diente de leche antes de tiempo, puede aumentar el riesgo de sangrado, dolor o infección. También puede dañar el tejido sensible de la encía. Si el diente permanente no está listo para reemplazarlo, es posible que se genere una “maloclusión”. Esto quiere decir, que se produce una mala colocación de los dientes definitivos. Lo más recomendable es dejar que los dientes temporales se caigan por sí solos.

A continuación, compartimos algunos consejos para lidiar con un diente primario que se mueve.

  • Es importante vigilar su movimiento. 

La encía debe tener un color naranja saludable, tampoco deben existir manchas oscuras, agujeros ni sangrado. En el caso contrario, es indispensable visitar a un odontólogo. 

  • Darle de comer a los niños alimentos de una consistencia fuerte, como por ejemplo la manzana.

Esta estrategia permite aflojar los dientes poco a poco, hasta que se caigan definitivamente. 

  • En caso de que la pieza primaria no se haya caído y empiece a aparecer el diente permanente, lo ideal es que un dentista la extraiga.